martes, 29 de mayo de 2012

Crónica Half Challenge Calella. 4h28´ + 5´ de regalo.

Aún con cierto resquemor e irritación por lo sucedido en Calella me decido a escribir ya los hechos.

Llegaba con mucho entrenamiento, mucho volumen. Entrenamiento que no es específico de un distancia B, ya que esto no lo contemplábamos como un objetivo si no como una oportunidad de ver como estaba de forma en mi primer triatlón del año. Trabajo había de sobra. Ximo una vez más se había pegado una buena currada conmigo. Desde luego he de decir que ha dado en la tecla correcta conmigo una vez más. Gracias Míster.

Entre semana supercompensé bien y conforme se acercaba el fin de semana me iba encontrando mejor. El viernes antes de partir hacia Calella rodé 1h en bici y corrí 30´ encontrándome fabuloso.

No me gusta hablar de tiempos antes de la carrera, pero mis personas cercanas sabían que bajar de 4h30´ me lo había puesto como una obligación ya que estaba para ello y sabía que si tenía el día incluso podía bajar de 4h25´.

Cargamos el coche a tope de equipaje y nos vamos Mar, Daniella y yo. Por la tarde llegamos y allí y nos encontramos con Salva, Esther y las niñas y Fran y Leti con sus nanos. Venían a reconocer el circuito para el Challenge que correrá Fran y a vernos correr a nosotros. Sin duda lo mejor es volver a juntarnos otra vez y pasar un fin de semana estupendo.


Por la noche llegaban Míchel y Maite y poco después Rubén y Pau. La expedición al completo ya estábamos en el cuartel.

Sábado a las 07:00 ya estamos nadando en el mar. Agua fría y mucho viento. 20´de nado y luego desayuno. Salimos a rodar en bici por el circuito junto a mi amigo Ferrán Pintor que vino desde Barna a rodar un rato con nosotros, un crack en la bici y sin ella, un estandarte del Team Where Is The Limit y Óscar Iglesias, un ciclista de 16 años que va a dar mucho que hablar próximamente. Ánimo campeón, el futuro está en tus manos. 42km de bici en los que me di cuenta que estaba perfecto y que iba a rodar bien al día siguiente. Buenas premoniciones.

Luego paseo, comida y a por el dorsal y check in de la bici. Vuelta al hotel, siesta, cena, tertulia y a dormir. A las 06:00 para arriba, bastante descansado. Desayuno y a boxes.


Mi salida era a las 08:15. A las 08:00 llegan Mar, Daniella, Salva y el resto de la expedición. Agradezco a Salva que fue contando en directo por mi twitter todo lo que iba haciendo. Con videos incluídos. Se puede ver en mi Facebook y en mi Twitter @daniperiscamps. Gracias Salva por la currada y por estar siempre ahí animándome y dándome esos consejos que me hacen mejorar mucho como triatleta. Siempre un referente para mí.

8:15 me pongo en primera fila y el objetivo era mejorar los 31´ del año pasado. Este es el segmento que peor se me da (bastante mal, por cierto). Saltamos al agua, nado bastante limpio, pocos golpes y a bracear. Hasta la primera boya todo bien. Giro, continúo nadando con un grupo y a la que me doy cuenta nos hemos torcido. A rectificar el trazo y perdida de tiempo. Giramos y no se como pero vamos todos haciendo eses. Un nado fatal, haciendo más metros de los que tocaba y por consiguiente 34´ en el primer tramo. Fatal pero me consuelo pensando que aún queda mucha carrera y además los tramos que mejor se me dan.

Cojo la bici y voy muy decidido a volar. Pero como el domingo no tenía que ser mi día, en el km 1, bache y pierdo los bidones y se me sale la cadena (hay video de esto en mi FB y twitter). Bajo de la bici, la pongo y sigo adelante. Otro minuto perdido…

Cojo rápido el ritmo y me doy cuenta que va a ser mi día en bici. Rodando por encima de 40km/h con facilidad y con bastante cadencia para no cargar la piernas. Voy pasando muchas bicis. Sigo rodando muy rápido y cada vez más a gusto.

Todo bien hasta que debido a la estrechez de la carretera y la cantidad desmesurada de bicicletas rodando, se empiezan a generar tapones, enredos y grupos. El año pasado ya sucedió lo mismo.

Es un circuito cerrado, son 21 km de ida y otros tantos de vuelta por el mismo sitio y así dos veces. Con lo que en la segunda vuelta ya te juntas con los que han salido detrás de ti.

Cada vez hay más bicis y los enredos, tapones y grupos son mayores, incluso es complicado rodar acoplado ya que tienes que estar frenando y esquivando continuamente. Hay jueces que entienden que no podemos hacer mucho más. Yo sigo rodando muy fuerte, voy a hacer 2h20´en bici y meterme una media de 38km/h por lo menos.

Por el km 80, aparece una juez que no es digna de considerarse tal y empieza a sortear tarjetas amarillas, sin pararse a mirar que ni podíamos adelantar, ni a veces frenar y que estabas más preocupado de ir sorteando bicis que de la carrera en sí.

Pues una de esas tarjetas me tocó a mí. Me toca parar en el penalti box 5´ y con ello me destrozan la carrera; carrera que empecé mal por meritos propios como fue en mi pésimo nado, pero que conseguí enderezar también por mis propios medios y con posibilidad de hacer la carrera de mi vida, pero que gracias a una juez que no quiero calificar porque no se merece más protagonismo (ya tuvo suficiente en la carrera…), se me fue al traste en un momento. Más contratiempos…hoy no era el día. Hay un vídeo que dejo a continuación en el que me cazó Salva, que como irrefutable prueba gráfica se ve como intento pasar bicis entre la aglomeración, incluso voy levantando el brazo víctima de la impotencia. Adelantando por fuera y casi teniendo que rebasar la línea. Una imagen vale más que mil palabras.

video



Sigo completamente desmotivado a meta, con intención de retirarme. No estoy de humor. He perdido mucho tiempo porque esos 5´ no son 5´, son más entre que paras, sales e intentas coger el ritmo, imposible de hacerlo en 10km. Conforme me pasa a mí nos pasa a muchos y algunos con gesto de rebeldía no pararon en el penalti box y fueron posteriormente descalificados.

Llego a la T2 y decido correr y pensar que es un entrenamiento, amén que tengo que puntuar para asegurar la plaza para el Campeonato del Mundo de Vitoria. Ya he encontrado la motivación.

Me encuentro muy entero físicamente. Cuando empiezo a correr llevo 3h3´ que en realidad sin la injusta sanción serían 2h58´. Me motivo pensando que si corro en menos de 1h30´ la media maratón conseguiría bajar de 4h30´.

Empiezo a correr y voy como un tiro, tengo que contenerme y me pongo a 4´10´´/km más o menos. Se que ese ritmo me vale. Hace calor pero lo soporto bastante bien. Bebo isotónica en cada avituallamiento. Hasta el km 10 voy bien y ahí me viene el primer y único bajón físico. Hasta el 14 empiezo a perder renta y me voy a 4´20´´/km pero vuelvo a animarme y me pongo otra vez al ritmo inicial. Recupero la renta. Del 15 al final voy muy a gusto ya que lo veo cerca y mis piernas responden perfectamente.

Entro en meta corriendo la media maratón en 1h29´ y con un tiempo total de 4h28´ que gracias a la amable señorita se convierten en 4h33´.

Lo que podía ser un gran resultado se ve desfigurado por el desafortunado incidente pero como hay que extraer las conclusiones positivas, me quedo con he estado fenomenal en bici y corriendo. No he acusado el esfuerzo del nado en la bici, ni este en la carrera a pie, resultando muy fácil la carrera y sin padecer apenas nada. He sido capaz de rodar rápido y correr a los ritmos que pensaba sin mucha dificultad.

Cómo bien me dijo mi compañero Xavi, que por cierto hizo una gran carrera (como siempre), lo tengo ahí. Por mala fortuna se ha quedado en lo que se ha quedado, pero mi rendimiento está por encima del resultado.

He mejorado con creces las 4h41´ del año pasado y sé que puedo y que voy a mejorar más en los 3 segmentos.

Ahora tengo otro extra de motivación que es el quitarme la espina del domingo. Me van los retos y las dificultades y esto va a hacer que me esfuerce más si cabe.

Es justo lo que necesitaba, así que no tengo más que agradecer a esa señorita su gesto conmigo, ya que esto me ha hecho más fuerte y me da más ganas de seguir mejorando.

Gracias!

Aprovecho para felicitar a Míchel y Rubén por la carrera que se marcaron y para decirles que ha sido un fin de semana muy bonito. Hay que repetirlo pronto.

Y ya para terminar, quiero volver a plasmar en esta crónica, que estas líneas no existirían si no fuera por Mar. Mi supporter número 1 y la persona en que se sustenta TODO. Gracias mujercita. A tí y a mi nueva seguidora de lujo que es mi hija.

6 comentarios:

  1. Enhorabuena crack. Por el tiempo, por los entrenos y por superar a tu cabeza en la carrera. Es el camino correcto para NY,¿no?

    Un abrazo Dani.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias! De momento creo que si que voy por el camino correcto. Me he encontrado bien e ilusión no me falta. Muchas gracias otra vez.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Sólo leyendo la crónica ya te dan ganas de entrenar, entrenar, entrenar y volver a entrenar. Gracias Dani por ser nuestra inspiración del día a día y enhorabuena por el carrerón. Un abrazo.

    Roberto C. Frutos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Roberto!! Me dejas sin palabras. Me alegro que el blog pueda servir en algún momento de motivación para alguien.Para mi es toda una recompensa y una satisfacción.Estoy seguro que a ti no te hacen falta motivaciones extra para ponerte las pilas.mil gracias.
    Un abrazo Roberto

    ResponderEliminar
  5. Un carrerón Dani, felicidades. A mi el año pasado tb me penalizaron injustamente y te rompen la carrera.... pero es lo que hay.
    Que pena no poder haber ido este año a Calella.
    Un abrazo y a seguir dándole fuerte para NY.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Lipe, a pesar de todo estoy muy contento. Para mi es muy buen tiempo lo que pasa es que se te queda cara de tonto. Ya lo sabes tu también. El año que viene volvemos los dos. Suerte tu también con lo tuyo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar